¿Está primero el valor humano?

Ayer, Domingo 17 de abríl, un joven esperando a recibir atención médica en la guardia de un hospital fue apuñalado por un sujeto que ingresó “buscándolo” a la sala. Por el entredicho del agresor, la víctima fue quien trató de asaltar su negocio. Lo cierto es que la persona que atacó al paciente con un Tramontina está prófuga. Hasta ahí la información precisa, que nos deja un tópico para pensar:

¿Es necesaria la presencia policial en los hospitales y en las calles de la ciudad?.

Por lo visto, es más que necesaria. Vital para resguardar la integridad de los ciudadanos. Pero atrás de este caso se esconde un tema mayor: La puja entre gobiernos ciudad-nación se acrecienta con la llegada de las elecciones. Toda noticia es a su vez un motivo de campaña electoral para Octubre.Hace dos semanas el gobierno nacional retiró sus efectivos de 114 puestos fijos que tenía en la ciudad y 33 hospitales. Es decir, la policía metropolitana (responde a la ciudad) con tan solo 1850 efectivos debía hacerse cargo de la custodia dejada de lado por la policía federal.Más allá de los motivos aparentes de uno y otro, lo preocupante es el mensaje, que está bien clarito… Se disputan las decisiones, los aciertos y errores políticos, a costa de una de las instituciones más importantes para cualquier sociedad… La seguridad…

La imagen de un partido y otro, está en importancia por encima de cualquier ciudadano, para muchos será tan solo un caso más, un herido más, una victima más… Pero no podemos esperar que la victima seamos nosotros para acentuar en este error… Las intenciones políticas están, en este caso, antes que las intenciones humanas.
Está claro que la solución rápida es colocar a los efectivos policiales (sin importar la bandera política) a trabajar resguardando la seguridad. Pero también es importante aclarar que este tipo de hechos deja en evidencia no solo a la seguridad como institución, sino al sistema educativo… ¿Que persona incluida en un sistema educativo eficiente atacaría de tal forma a un sujeto que trató de asaltarle su negocio?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *