“Detrás de todo… Hay periodistas”


El columnista y periodista de investigación de Clarin, Gerardo Young, convocado por una agrupación universitaria, dio una charla acerca de su profesión, en la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA.

El marco de gente no fue alentador, tal vez acompañado por la lluvia que afectaba al barrio de constitución, otro poco por la escasa difusión. La exposición del investigador tomó un tinte de debate. Alrededor de dos horas, netbook y proyector mediante, @eltatoyoung, como se apoda en twitter, respondió a la consigna propuesta por el ciclo: “Cuando seas periodista… Qué?”

Por demás, la presencia de un comunicador de este diario en particular en nuestra querida facultad era una presencia extraña. Desde el conflicto con el gobierno, la ley de medios y toda la idea (cierta) de Clarín como monopolio, costaba imaginarse que un periodista de trayectoria de este grupo pudiera aceptar la invitación tan amablemente y abordarla con tanta altura.

Lo cierto es que comenzó proyectando distintas publicaciones, contando cómo procede en cada caso, en qué se enfoca y cómo logra el resultado final de cada investigación.
“Esta nota hubiese provocado un escándalo hace 10 años, pero al día de hoy pasa desapercibida”, subrayó mientras exponía una nota que evidencian los actos de corrupción del gobierno nacional (ver nota). Tal vez la gente está acostumbrada a la idea de “Robar, roban todos”, resonó entre los oyentes y por eso una nota enfocada en la corrupción, por más demostrada que esté no causa revuelo en la opinión pública.

Continuó presentando una nota publicada en Octubre del año pasado, donde tomó la historia clínica de un paciente que fue operado sin anestesia y posteriormente murió. “Esta se las traje para que vean que queda en evidencia el gobierno de la ciudad, en ningún hospital pueden faltar anestesistas. Lo mío no es contra el gobierno de Cristina” el periodista demuestra con su intervención, que no responde a fines políticos sino sociales.

Lejos de pasar desapercibido el conflicto de clarín y el gobierno nacional, añadió: “No hay que olvidarse que detrás de toda esta lucha están los periodistas, que siempre tienen la posibilidad de decidir qué notas firman y qué notas no” – contundente – “Estoy seguro que los periodistas tienen en cuenta sus trayectorias y no harán afirmaciones si no tienen los fundamentos” respondió frente a la aparición en escena del nuevo dicho popular: “Clarín miente”.

El grupo Clarín tiene sus posturas e intereses, pero éstos no siempre tienen porque representar los ideales de cada periodista de su grupo.
Hay que ser consecuentes con lo que uno piensa, dudo mucho que un kirchnerista trabaje para ese diario, pero ésta charla, exposición y debate no dejó de ser esclarecedora. Uno puede estar a favor o encontra de distintas ideas políticas pero no por eso tiene que ver con los litigios que tenga el grupo… La idea sobrevoló en el transcurso de sus palabras. 

Acerca de la libertad de expresión, risa de por medio, el periodista respondió:
“La libertad de expresión está, siempre estuvo y esperemos que siempre esté, depende de nosotros”. Para saber un poco acerca de su futuro, se mostró muy feliz con la idea de seguir trabajando en radio mitre “estoy muy cómodo y contento en la radio”.

Mientras uno esperaba escuchar a un periodista con impronta de empresario, se encontró con un investigador con intereses sociales, “hago las notas porque a mí me gusta, me apasionan, en verdad  el periodismo pasa por uno mismo”.

Con respecto a Internet, se mostró preocupado por el acostumbramiento de los periodistas de resolver sus notas desde su sillón. “En la calle están las noticias” – remató – “El periodismo es síntesis y se trata de recorrer el lugar donde está la información y lograr que el lector sienta por unos instantes que viajó con vos”.

Esperemos que el periodista que ya hace más de 10 años trabaja para clarín, quien empezó en el diario en la sección “policiales”, se haya quedado con una impresión acertada de lo que es la facultad de ciencias sociales, cuna de los futuros comunicadores.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *