Acerca de “El Canon Digital”


Entrada de Opinión:
Todos sabemos que el mundo cambia y a que ritmo lo hace…

¿Las leyes se adaptan con la misma velocidad?
Fundamentalmente hay dos cuestiones que considero determinantes: Los medios de comunicación e internet. Dos vertientes distintas que desembocan en un mismo pozo, que ya nos ha inundado a todos…
Sin duda alguna estos dos factores proponen cosas nuevas a un ritmo vertiginoso, la aceptación social no demora en llegar, pero la forma de legislar estos cambios si. 
¿Hace cuanto que parecemos niños con juguete nuevo, preguntándonos hasta donde llegará este fenómeno de la conectividad mundial…? Cuna de la reproducción “ilegal”.
Las industrias discográficas siempre se vieron desfavorecidas por el “taringuismo” que sabemos, no es un fenómeno de estos días.

Una de las cuestiones mencionadas ya ha sido legislada, aunque no se haya efectivizado aún esa ley. Hago referencia ni más ni menos que a la “Ley de medios de comunicación audiovisual”.

Pareciera que esta nueva ley de canon digital, sería el comienzo de una serie de legislaciones que apuntan a controlar lo incontrolable. No nos olvidemos que los medios de almacenamiento, copia y reproducción; son también utilizados para guardar fotos familiares, archivos de texto, animaciones, etc.
¿Las netbooks estatales que? ¿El aumento también se aplicaría a los usos estudiantiles?
Si esta ley fuera efectiva… ¿Atentaría contra el “taringuismo”?

Como primer idea es alentadora. Y no me refiero a este proyecto de ley, sino a la idea subyacente de “El canon digital” que en definitiva es querer intrometer leyes en un mundo donde la palabra ley, no tiene definición.


Si todos los CDs que se venden, formaran parte de la piratería y existieran garantías para que esas recaudaciones favorezcan a los artistas y no a empresarios de sillón; la medida sería ideal. Pero al día de hoy, las leyes a nivel mundial, no han podido entrar a jugar, a jugar un partido, que tienen perdido por goleada.

Habrá que pensar en nuevas formas de comercializar digitalmente, ofreciendo cosas que no sean alcanzadas por las copias. Pero me temo que al día de hoy, es tan solo una fantasía.
El “taringuismo” lejos de estar extinguiendose, todavía está esperando el auge. Y esta endeble medida, tan solo representará un gran beneficio para pocos, por poco y nada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *