Anibal, ¡el jodido!

Anibal Fernandez tiene muchas posibilidades de ser, luego de los proximos comicios, senador nacional. Una prosa particular lo distingue, despierta odio en muchos pero pasión en la juventud kirchnerista. Su discurso se corresponde con la lógica de los medios, sin duda alguna, de los personajes más particulares que arrojó la política en los últimos años.

En cualquier escuela de periodismo debería existir una materia, en la cual enseñaran a entrevistar a personajes con personalidad semejante. En caso contrario, preguntenlé a una experimentada del oficio como Magdalena Ruiz Guiñazú, periodista de trayectoria en los medios, quien entre otras cosas, fue una de las primeras en darle minutos de aire a las Madres de Plaza de Mayo en pleno proceso militar.

La entrevista radial, comienza con una premisa bien marcada por parte de la locutora, quien antes de hablar con el entrevistado, ya tenía una posición tomada acerca de las elecciones recientes en Santa Fe y no dudó en dejarlo en claro mediante cada intervención. De seguro Magdalena esperaba un título tal como “la elección fue arrolladora para nosotros” o “Agustín Rossi hizo todo mal y esto afecta a nuestro espacio político”.

Anibal dice algo interesante: “¿Cuando ganamos los resultados son de los otros y cuando perdemos los resultados son nuestros?” Lo que se olvidó de decir, es que en la política, no hay derrotas propias. Las derrotas son ajenas, no hay nadie con mayor ‘optimismo aparente’ que un político luego de perder una elección. Claramente, la derrota no entra en las dimensiones del discurso político y menos, en el discurso kirchnerista.

La perlita: “El día que usted me ponga nervioso, me pongo una peluquería de damas”.

Para una noticia, muchos títulos

Veamos los titulares de los principales diarios del país en referencia al segundo, pero gran ganador de la elección en Santa Fe, Miguel Torres Del Sel. En este caso se trata de las ediciones impresas de Clarin, Pagina12, La Nación y Tiempo Argentino.

Lo interesante en los títulos del día, es observar como los distintos medios, a través de la noticia, van construyendo sus significados. Una elección puede medirse en términos casuales, o por el contrario dejar su impronta para lo que viene, modificando así el mapa político del país.

En el caso de Página|12, el significado que se le otorga a la elección es menor, solo es acentuada la sorpresiva paridad entre Bonfatti y Del Sel. Distinto de Clarín, quien le otorga un simbolismo nacional, Pagina|12 analiza los fenómenos del ‘Midachi’ que lo catapultaron al 35,30% de los votos. Sin incurrir en explicaciones mayores al personaje. Mario Wainfeld, realiza un excelente recorrido por los sectores políticos a nivel nacional, pero sin enfatizar
En la tapa de Tiempo Argentino, al igual que Pagina|12, tampoco sobrevuelan demasiadas asociaciones de trascendencia. Se evalúa la elección en términos provinciales. Distinto del diario anterior, Tiempo, ni siquiera destaca las particularidades de Del Sel, para explicar la elección. Menos aún, ésta “rara elección” (como fue denominada por muchos) no es abordada por ninguna variable.
Distinto de los dos anteriores, La Nación le otorga un significado de gran importancia a ésta elección. Lejos de lo que se esperaba, un cómodo triunfo del socialista, y una contienda feroz por el segundo lugar; la elección de Del Sel, sorprendió escalando hasta en 20 puntos su resultado en las internas. Este fenómeno, es abordado por el diario con impronta nacional. La columna de Morales Solá, columnista estrella del diario, trae a escena en su análisis, el ya viejo conflicto del gobierno con el campo.
De este modo, vemos como los distintos medios, buscan significados distintos para un mismo hecho establecido. La Nación y Clarín, con impronta opositora encuentran un significado de importancia en el mapa político, relacionando la victoria con la gestión argraria de los últimos años, por parte del gobierno nacional. Pagina|12 y Tiempo Argentino, reducen la importancia y acentúan en la figura de Del Sel.
En definitiva la noticia es la misma, pero un título puede desembocar en un: “El kirchnerismo se viene abajo” en tanto otro, puede desencadenar en un: “Que grande este Del Sel” o “Estos Santafesinos no entienden nada de política”.
Por eso es importante realizar este repaso y buscar más de una fuente de información, vacunarse contra el recorte contrastando argumentos y por sobre todo, no calzarse los lentes de ninguno, para leer al país.

Efecto consola, la lucha por el capital simbólico

La consola de edición es una herramienta indispensable para cualquier productora y/o emisora de todo medio audiovisual. Como muchas herramientas tecnológicas, necesitan un gran respaldo del criterio humano y sobremanera en el uso de la ética y la moral.
Para el uso en documentales, la edición de consola necesariamente debe recurrir al archivo, y para ello debe seguir una serie de reglas indispensables. El uso del archivo puede ser fatal si es mal utilizado.
En nuestro país, programas de toda índole lo utilizan, pero son pocos los que forjan estilo y contenido a través del archivo, la edición y el uso de estilo documental. 
En 1997 se funda PPT (Pensado Para Televisión) que es una de las productoras poseedoras del archivo más amplio en lo que respecta a canales de televisión. Enseguida mediante múltiples producciones Diego Gvirtz, productor general de la empresa, se destacó por el uso del montaje en el ámbito del espectáculo.
Veamos como utilizaba el archivo y el montaje en TVR (Televisión Registrada) uno de sus programas insignia, en el año 2005, donde pocas veces los informes frecuentaban la política:
Luego la productora se fue ampliando en sus programas, y contenidos. Siempre con una impronta de parodia e investigación audiovisual, utilizan el archivo a modo de crítica donde a priori quedan expuestos distintos personajes mediáticos. Lentamente Gvirtz y compañía fueron incursionando en el ámbito político.
El siguiente video es de TVR en el año 2007 donde la denostada ahora, es la actual presidenta.
En el año 2009 la productora PPT, desembarcó en la televisión estatal. Poniendo al aire su nuevo ciclo periodístico, “Seis en el Siete a las Ocho”. Actualmente 678, es un programa que se instala en la pantalla con el objeto de generar “Contra Hegemonía”, desdiciendo a los medios con mayor alcance e influencia en la opinión pública. La lógica de los informes sigue siendo la misma. Veamos un informe de 678:
Una excelente explicación del funcionamiento orgánico de éste programa, la podemos encontrar en una de las intelectuales más lúcidas de la actualidad, Beatriz Sarlo.*
Audacia y el calculo, la (Sarlo, Beatriz) (…) La principal estrategia del programa consiste en presentar a los opositores del modo más conveniente para las abrumadoras críticas que siguen a los clips audiovisuales, donde previamente el montaje hizo pedazos cualquier discurso emitido en algún canal o diario enemigos.
La manipulación sonora y visual a través del montaje es un viejo tema de la teoría. La discusión todavía sigue. Pero, sin hacerse cargo del refinamiento de ese debate, queda claro que no se puede presentar el pensamiento de nadie por medio de tres operaciones combinadas: cortar frases en picadillo, descontextualizarlas y repetirlas para que den la impresión de que han sido pronunciadas por un obsesivo grave. Todos los políticos de la oposición se convierten así en chirolitas de la consola de edición de 678.
 El montaje es un recurso de producción de significados nuevos a partir de sonidos, palabras o imágenes existentes; lo que se edita no es simplemente lo que quedó registrado en la toma original o en el texto de partida, sino lo que se puede producir al unir, repetir, acelerar o realentar esas imágenes con sus sonidos. Después del montaje, lo que queda no es lo que fue registrado, sino lo que fue compuesto por corte, reordenamiento y pegado. La materia prima son sonidos e imágenes que el montaje transforma incluso hasta contradecirlos. La técnica del montaje sonoro y visual de 678 es un extraordinario procedimiento de atribución, exageración y deformación.
No es necesario un picadillo de Macri o de Cobos para poder criticarlos. Se los edita como un plus ideológico y estético que rinde tributo a la televisión donde todo debe ser más nítido y menos complicado (…)
En un mundo donde las ciencias sociales, son absolutas conocedoras de que la riqueza de una persona, no solo es tangible en cuanto a sus bienes materiales, sino fundamentalmente a su capital simbólico, resulta fundamental estudiar este tipo de medios, que como bien asegura Sarlo, buscan crear significados sobre hechos establecidos.
No exigen en lo más mínimo al espectador, ya que todo se presenta muy sencillo. Mediante las acotaciones del locutor, fácilmente uno distingue quienes son “los malos” y quienes “los buenos”, a quien aplaudir y de quien reírse.
Muchas veces sucede que los propios conductores, caras visibles en cuanto a la responsabilidad de estos informes, critican los mismos por descontextualizar a distintos personajes:
Está claro que hay medios con muchísimo alcance, y absolutos creadores de este tan codiciado capital simbólico. La idea de generar “Contra Hegemonía”, no es mala, por el contrario es muy positiva. La pluralidad de voces es una noción ejemplar, pero basta ver tan solo 20 minutos de la emisión de cualquier programa de éste ciclo, para darse cuenta que la pluralidad de voces, no se manifiesta en el plano de las ideas.
Sabemos que existen muchas formas de oponerse a una idea, pero el caso 678 parece ser la peor de las formas. Al punto tal que han maximizado en el propio programa, aquellos defectos que remarcan en los “medios hegemónicos” a los cuales se oponen de forma manifiesta.
Ejemplo claro puede encontrarse en el famoso tema “El debate por el debate”. Quien se haya quedado con los argumentos expuestos por TN, dirá que Filmus no fué, avisando 5 minutos antes, habiendo participado meses atrás de la selección de temas, y las críticas al grupo quedarían sin efecto, ya que el mismo candidato del oficialismo participó de una entrevista en ese canal, días antes. Quienes solo se informan a través de los medios oficiales, dirán que es obvio que Filmus no debatiría en TN y que él ha propuesto muchos otros espacios “más plurales” para el debate.
Un ciudadano ejemplar con interés en la política, debería ver 678, pero medicado contra sus recortes y falacias, fundamentalmente trazadas con la lógica del efecto consola. La mejor forma de obtener esa medicina es llegar a la emisión del programa, estando informado, por los medios independientes. Y así completar el arco informativo.

El concepto de “Contra Hegemonía” ha sido fuertemente confundido por el de “Contra Figura”. Es cuiroso observar, como a través de su crítica, muchas veces, los interpeladores mutan, se transforman; en lo mismo que critican.

*FragmentoLa audacia y el cálculo, cápitulo IV, Beatriz Sarlo 2011.

Formas y Formas, de comunicar una noticia

Ya todos sabemos cual es la discusión por excelencia en la política nacional por estos días: Los medios de comunicación. “No importa lo que sea, importa lo que se diga que sea”.

Los modos de enunciación son fundamentales en un diario, no cualquiera titula y pocas veces los títulos van directo del periodista a la impresión sin antes pasar por las modificaciones del editor.

Ahora la noticia era sabida, las elecciones dejaron sus números oficiales y cada medio debía informar en sus portales digitales que habían dicho las urnas. Veamos sus publicaciones con su impronta editorial. Aclaro que el objetivo es ser rebuscado.

Clarín, el diario más vendido a lo largo y a lo ancho del país:

“Habrá balotaje, pero Macri estira su ventaja sobre Filmus a 19 puntos”
El razonamiento podría ser el siguiente: Todas las encuestas daban por ganador a Macri, en mayor medida por 15 puntos y en menor medida por 5. Entonces el “Pero Macri” estaría justificado sabiendo que la diferencia terminó siendo mayor. Para aquellas personas que le buscan la tendencia anti kirchnerista, el titulo de clarín no tiene falencias. No me quiero imaginar que dirían si Clarín hubiera titulado “Ganó Macri por 19 puntos”.
De este modo, se puede calificar el enunciado como aceptable.

La Nación, otro de los diarios más importanes:

“Mauricio Macri ganó en toda la ciudad, pero igual habrá segunda vuelta”
En esta ocasión el título es mucho más sugerente. Macri ganó eso es irrefutable… “En toda la ciudad” genera la sensación de contundencia.
 “Pero igual habrá segunda vuelta”; quiero acentuar en el: igual habrá.
¿Que sugiere el ‘igual‘?
A mi parecer está diciendo “Macri lo mató y aunque estén demás, faltan otras elecciones”. Está diciendo dos cosas. En primer lugar, la ventaja que sacó Macri es irreversible, no hay posibilidades de ver a Filmus triunfador. Lo segundo está todavía más subyacente, está sugiriendo la siguiente idea: Si hay una diferencia de 19 puntos, ¿Para qué hay balotaje?

Pagina 12, el tercer grande:

“Las cifras oficiales le otorgan a Macri el 47,1 por ciento de los votos, y al FpV 27,8″
En este caso, el portal del diario Pagina12, pocos minutos después de conocidos los datos oficiales no han dado a conocer su bajada de linea editorial.
Sabemos que la objetividad no es propia de sujetos, pero en este caso se presenta más cerca de ella que los anteriores.

Telam, la agencia de noticias predilecta por los medios argentinos:


“Macri y Filmus definirán en el balotaje quién será el próximo jefe de Gobierno de la Ciudad”
Telam una vez más, muestra su garra oficialista.
No dan números, leyendo las tres partes por excelencia de una noticia periodistica, el título, la volanta y la bajada; no me informo si efectivamente ha ganado Filmus o si lo ha hecho Macri.

El Argentino, el portal digital del grupo 23:

“Macri y Filmus irán al balotaje en la ciudad”
El grupo 23, junto con su revista 23, su canal de noticias “CN23”, acciones en Canal 9, Diario Tiempo y El Argentino, entre otros; compone una red de medios oficiales que a diferencia de la TV pública funcionan como privados.
En este caso dan muestra de ello con un título similar a Telam. Donde recién en la bajada de 3 lineas nos enteramos los resultados de las elecciones.
Más tendencioso aún, con un titular a la derecha de la gráfica principal donde dice: “Filmus: ‘Hicimos la mejor elección del FpV en la Ciudad’.

Está claro que si hay un ganador en esta elección no es Filmus, sino Macri; no solo por sus números, mejores que los del 2007, sino porque su elección superó la expectativas de su propio partido.

El FpV, hizo la mejor elección de su historia pero muy por debajo de lo que se esperaba. Por eso es necesario preguntarse si titular “Macri y Filmus a balotaje” no es una forma de sesgar la realidad.

¡No pasó!

Solo necesitaba escribirlo:

Todavía estamos ahí, sí. Sí, estamos ahí. Aquel cuco que parecía invencible, lo tenemos en los pies. Estamos en el vestuario, sí. Sí, en el vestuario. ¿El dolor? No, no existe el dolor. Porque estamos ganando, porque estamos jugando bien. Porque hace años que no era tan efectivo y peligroso, y ahora lo soy. Porque Deimon se fue con roja, sí, pero Rolando lo reemplazó y la está rompiendo. Porque Fer, Fer es mi ídolo. Si, mi idolo. Crecí con él y es inexplicable lo bueno y talentoso que es. ¿Que no estábamos entrenando? ¿Que no nos preparamos bien para el partido? Los estamos pasando por arriba. No hicieron pie en ningún momento porque defendimos bárbaro y el ataque tuvo fluidez.

Está la cancha llena, nos vinieron a ver muchas personas hasta Lanús y le estamos dando la alegría que vinieron a buscar. Hoy sí vinieron, hoy sí hay gente. ¿Con San Lorenzo? Ni el remisero que nos llevó se quiso quedar a vernos. ¿Con Hurlingham? Llenamos la popular. Sí, ese día llenamos la popular: el Papá de Rolando, la novia de Hugo y la Mamá de Herni. Lo recuerdo muy bien… Ese día copamos la popular. Fue el tercer partido del campeonato, pero el primero sin técnico. Llegamos a la final, sí a la final… ¡¡Sin técnico!! Y la final es hoy, y la estamos ganando.
Sí, estamos ahí, todavía no empezó el segundo tiempo. Este dolor inmenso, sin fin, no está, no existe, porque Sí, estamos ahí, ganando. Con mucha gente sí, una final… Sí, una final y la estamos ganando. Hugo gritando “Vamos dale dale Vamos”. Le sienta bien el capicúa. Deimon diciendo “No lo toqué” y yo respondiéndole “dale boludo, le hiciste la de rugby”. A mi derecha, justo a mi derecha está Leo, diciéndome “¡que golazo que hiciste!” y yo respondiéndole que tuve suerte… ¡lo vamos a ganar!
El negro, dando indicaciones… “Si la 1 no sale, denle continuidad al ataque”. ¿Qué me dijo? No ataques con el pique, juntá marcas y soltala rápido.Porque estamos ahí, porque es miércoles sí, pero no, es domingo y estamos ahí, en Sedalo… Entonces no sería ahí, sería acá. Estamos acá, en Sedalo, en el vestuario. Porque no salimos nunca a jugar el segundo tiempo, todavía estamos esperando que Tomás nos venga a buscar porque se nos hacía tarde para saltar a terminar lo que habíamos empezado.

Porque lo que todos vieron, no pasó. Nunca tire tres pelotas seguidas a la pared. Fer nunca dejo de atacar. Fer nunca me dijó, “estoy sin piernas, no puedo desplazarme en lateral”. Porque Hugo no corrió a la mitad de la cancha gritando “pasan como quieren viejo”, porque eso que vio todo el mundo, no pasó. Lo que todos vieron fue una realidad cuántica, pasó pero no pasó. Fue real, pero no.
No, no pasó. El gordi no se quedó sin aire. Seba no tuvo que jugar de win derecho. El negro nunca demoró en pedir minuto cuando se desmoronaba el equipo. Tomás nunca me dijo “dale que solo faltan 20 min y estamos ganando”.
¿Dolor? Dije que no. No hay dolor, porque estamos ganando; porque los tipos con nivel de segunda que están afanando en la cuarta, que todavía no perdieron en todo el año, están perdiendo y con pendejos de 18 años. ¿Quién había dicho que perdíamos caminando? Le estamos ganando, no hay dolor, no estamos nerviosos porque estamos jugando bien.
Sí. Estamos esperando a que empiece el segundo tiempo; mientras nos arengamos por el buen partido que estamos haciendo. Están todos, muchos que siguen a la primera, están acá, con la cuarta. Muchos que pensaron que estábamos regalados en la final, se quieren matar, porque estamos ganando.
Frustración no. Dolor… Sí, dolor… No frustración. La frustración es: Si hacíamos esto, ganábamos. El dolor es: Hicimos todo y perdimos. Nos equivocamos demasiado en 30 minutos. Pánico escénico, pelotas H3 que pesaban como una molotov. Pero ahora son livianitas, porque no estoy sentado escribiendo un miércoles. Es domingo. Es domingo y está por empezar el segundo tiempo.

A un mes del Metro Bus

Obligado por un trabajo universitario, hice el recorrido del Metro Bus porteño. Con toda la seguridad de que su utilidad era paupérrima, me dispuse a hablar con los usuarios. Edité los audios para que nos quedemos con lo importante. Escuchemos lo que decían:

Me tocó hablar con una señora que enfatizaba en decir “Ahora que no me tomo el tren, llego 30 min. antes a mi casa”.
No tardé mucho en darme cuenta que el Metro Bus ordenaba el tránsito tanto como lo hacía más lento para el transporte vehicular; entonces le abrí el micrófono a los automovilistas:

Totalmente molestos, tardaban lo mismo o más de lo que se ahorraban los usuarios que habitualmente viajaban en la linea 166, pero ahora lo hacen en el Metro Bus, con sus carriles exclusivos y unidades articuladas.

Para los que no han ido, no es nada demasiado novedoso. En mitad de la avenida se suprimieron los dos carriles centrales y se hicieron las “Estaciones” que están cada 3 o 4 cuadras. Cualquier colectivo que circule a lo largo de la avenida Juan B Justo, utiliza esos carrles centrales.

El beneficio es que ahora hay colectivos con unidades articuladas que permiten transportar hasta 40 pasajeros sentados y 75 de pie; obviamente al circular por carrilles exclusivos, no compite con el tránsito, lo que disminuye notoriamente el tiempo de viaje.

La palabra Metro Bus, a este sistema, le queda muy mal. Cualquiera iría pensando en una suerte de ” Subte terrestre que no es un tren” cuando en verdad es un colectivo con un transporte exclusivo y las paradas se llaman estaciones.

Son 125 mil personas que circulan diariamente por la Avenida Juan B. Justo en transporte público, en tanto 50 mil, lo hacen en transporte vehicular. Mientras se ha perjudicado notoriamente a todos los automovilistas (50 mil) se ha beneficiado a los usuarios del transporte público (125 mil)…

Sin mucho más que decir, me sigo preguntando:  ¿Acaso es una mala medida?