Los Medios son una excusa ideal para justificar malos resultados

Finaliza el año electoral y quedan los análisis. Para explicar derrotas, “Clarin miente”resulta una constante. Para hablar de victorias, “la gente se dio cuenta del proceso de transformación y cambio” que trajo el kirchnerismo. Distintas concepciones sobre lo mismo, para entender resultados opuestos.
Con letras en blanco y fondo negro, Tiempo Agentino fue impreso en su edición del Martes 1 de noviembre con el título: “Papel Prensa: el plan que armó Duran Barba para el Grupo Clarín”. No es de extrañar que los medios oficialistas tengan el ojo afinado para realizar críticas y denuncias a los medios más importantes. Dicho por sus protagonistas, en ésa función radica su existencia.
Corrían los días de Julio cuando todo indicaba una fuerte paridad entre el actual jefe de gobierno, Mauricio Macri y su contendiente Daniel Filmus. Sin embargo los números de la primera vuelta fueron muy contundentes, ésa paridad no existía. La segunda vuelta estuvo tan desnaturalizada como las elecciones nacionales, donde la incógnita se volvió nula.
En ése entonces, los medios oficialistas denunciaban un “Blindaje mediatico”, haciendo referencia una protección  que los diarios con mayor alcance del país, le ofrecían al jefe de gobierno reelecto. No sonaba nada raro. Los medios periodísticos, ahora vistos como un arma letal, le dieron la victoria a Macri. Una buena forma de explicar la derrota inesperada del FPV en las elecciones distritales.
La misma explicación era usada para justificar la derrota del mismísimo Nestor Kirchner en las elecciones legislativas de 2009. Sin dudas, los medios de comunicación resultaban una explicación clara y certera de los malos resultados electorales.
Luego de la reciente elección nacional, y el lívido de éstos medios por los resultados, la idea de los medios como un arma funcional, pierde sentido lentamente. ¿Si los medios son tan influyentes, por qué Cristina gana con tanta contundencia?, ¿Si los medios no lo son, vale la pena la denuncia constante “Clarin miente”?
La citada edición de Tiempo Argentino, demuestra que todavía la lectura explicativa sigue siendo la misma. Cuando el kirchnerismo se impuso en las elecciones y de una forma decorosa, no hubo “blindajes” ni “operetas” que hayan ofuscado la visión del 46% que no votó al kirchnerismo. Por lo cual, la concepción de la influencia de los medios de comunicación en la sociedad, varía dependiendo de los números y la conveniencia de estos medios.
Suponiendo que existió ese “blindaje”. Que Mauricio Macri fue el predilecto por cuestiones politicas-empresariales por el grupo Clarín. ¿Por qué dio resultados? ¿Clarín tiene ese poder? ¿Por qué no lo usó para desbancar al Kirchnerismo en las elecciones nacionales? 
La red de “medios K” construye la idea de “medios hegemonicos” a través de denuncias sobre manejos turbios de información, y una selección intencionada de temarios. “Los periodistas van a buscar la nota, sabiendo qué es lo que quieren que el entrevistado diga” es la idea latente. Sembraron la semilla y aparecieron los frutos. Sin embargo a la hora de analizar los medios, su actividad fetiche, mutan, se transforman… en lo mismo que critican.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *