A BUENOS ATAQUES, MUCHOS DEFENSORES

Patricio Caruso | Es fácil medir el mal momento político que atraviesa nuestro país. El 40% de los docentes sostiene una huelga. Algo que sería tapa de todos los diarios. Pero entre la tragedia de Once, los subtes, el fuego cruzado, las macanas de Boudou, las jugadas de Oyarbide, etc, parece un tema menor.

Una persona sale a defenderse si siente que la atacan con buenos argumentos. Por dar un ejemplo, veía con buenos ojos que Jorge Lanata no se defendiera ante los ataques de 678. «¿Dicen que soy puto y tengo que salir a mostrar un certificado de virginidad anal?», declaró el año pasado. El mismo periodista, este año, se cansa de defenderse y atacar una y otra vez a los oficialistas.

Algo interesante es que la Presidenta en persona delegaba esa tarea. Ayer no. Salió a defender toda su gestión, con números, comparaciones y estadísticas. Lo que a mí, como ciudadano, me resulta muy alarmante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *