10 tips para periodistas

1. Nunca, nunca, asumas nada.  Jamás asumas absolutamente nada, siempre corrobora todas las informaciones que manejas. Desde cómo se escribe un nombre o apellido hasta la legalidad de alguna acción de un Ayuntamiento. Seguramente, el 99% de tus conclusiones anticipadas sean correctas, pero es ese 1% el que hará que pierdas toda credibilidad.


2.
 Cuando no sabes qué pasa, pregunta a tu fuente. Ser despistado no es tan malo como estar equivocado. Así que no temas al preguntar qué dijo el juez al pronunciar una sentencia o a qué se refería el político en su discurso. La mayoría de las fuentes estará contenta de aclarar cualquier duda para evitar que se difunda la información con errores.


3.  Haz siempre tu tarea.  El periodista siempre debe estar preparado y conocer el tema al que se enfrenta. Es fundamental que conozca el qué, quién, cómo, cuándo, dónde y por qué de los hechos que cubre.


4. Conoce la dirección de los lugares a los que te diriges.  Este es un consejo tanto para jóvenes como para veteranos. Algunas veces llegar cinco minutos tarde marca a diferencia entre un excelente reportaje y uno terrible. Así que aprovecha las ventajas que dan herramientas como Google Maps  para verificar antes de salir a la calle las dirección a la que te diriges.


5. Nunca hables con alguien sin saber quién es.  No hay nada peor para una personalidad pública que un periodista le pregunte cómo se llama. Saber con quién se habla es fundamental para usar citas en el texto e incluso para lograr esos cinco minutos de entrevista que marcarán la diferencia en la noticia.


6. Ten conocimientos de los hechos que cubres.  Una noticia sin contextualización es inútil para los lectores. La mayoría de los editores o jefes de redacción no tienen tiempo para sentarse a explicarle a cada uno de los redactores el contexto de los acontecimientos que necesitan cobertura. Así que antes de salir a cualquier pauta haz una búsqueda para documentarte sobre el contexto histórico del hecho que vas a cubrir.


7. Aprende de memoria el libro o manual de estilo del medio en el que trabajas. Nada molesta más a los editores que leer un trabajo repleto de contradicciones de estilo. Los periodistas deben saber cómo abreviar los nombres de las calles y avenidas, cuándo se escriben mayúsculas o minúsculas o cuándo una cifra debe escribirse en letra o en número.


8. Obtén la mayor información que puedas de tu fuente en la primera entrevista. Es importante que los periodistas respeten el tiempo de sus fuentes. La mayor parte de las veces hay margen para llamar por segunda vez para aclarar alguna duda. Sin embargo, nada garantiza que se obtendrá la respuesta antes del cierre. Así que cubre tus espaldas y jamás culmines una entrevista sin saber todo lo que necesitas.  

Los últimos dos consejos son sugerencias de los lectores:
9.  Ten siempre un “plan b”.  Los pen drives, discos duros, grabadoras y baterías siempre dejan de funcionar en el momento menos indicado. Así que no solo grabes la entrevista, también toma notas. Revisa constantemente tus artilugios de trabajo y al llegar a la redacción haz varias copias de seguridad.
10. Siempre lleva contigo un lápiz. Un consejo de periodistas que han trabajado en condiciones extremas: los lápices no chorrean, se congelan o se quedan sin tinta. Siempre lleva contigo un lápiz de grafito número dos. 

Fuente: Stuff Journalist