Cosas más preocupantes que criticar a un periodista

Desde que debutó Lanata, el domingo pasado, donde puso al aire dos nuevos avances del tema Ciccone, escuché inentendibles críticas hacia él. Lo mismo que pasa hoy en día con cualquiera que difunda información no favorable al gobierno kirchnerista: “Cipayo, gorilla, etc”. Y peor aún, con datos falsos.

Se difundió por twitter que Lanata evadía impuestos. Él, en su programa, cortó por lo sano: Pasó su Cuil y mostró su credencial en la AFIP. Los que laburamos en prensa sabemos lo que cuesta conseguir un testimonio de algún funcionario, ni hablar del Cuil. Lanata, como siempre, dio información, en este caso, de él.

Si el dato fuera cierto, Etchegaray (el titular de la AFIP) ya lo estaría intimando. Yo no llamé a la AFIP para chequearlo y les voy a explicar, brevemente, por qué.

No puedo preocuparme por tantas cosas a la vez y hay muchas cosas que considero más importantes que un periodista evadiendo impuestos. Más que nada un periodista que trabaja en el ámbito privado. Que no tiene ni un solo peso público en sus bolsillos.

Me preocupa más, por ejemplo, que se investigue al vicepresidente por pedir el levantamiento de la quiebra de una empresa para poner a sus amigos a controlar la impresión de billetes y hacer negocios.

Me preocupa más que el patrimonio de los kirchner se haya incrementado en un 710% de 2003 a 2011, en plena función pública (según sus propias declaraciones juradas). Además que hayan incrementado de 2003 a 2009, el 3.240% la superficie de sus propiedades. Repito: en plena función pública.

También, que desde 2003 el kirchnerismo nombró a la mitad de los jueces, 438 de los 886 cargos nacionales en todo el país, y sólo en 2011 nombró a 107 magistrados (récord en la última década) y que todas las causas de corrupción hayan caído en Oyarbide, justo antes de que éste se pasee con un anillo de 250 mil dólares, que no tenia declarado.

Me preocupa que el secretario del senado declare una ganancia de 18 mil pesos mensuales y alquile un departamento por 15 (según su propia declaración jurada). Y por supuesto me preocupa que Mauricio Macri esté procesado y que se tome más días de vacaciones de los que trabaja. Que Jorge Macri haga campaña en el Oeste con fondos de Vicente López, también me preocupa.

Además, me preocupa discutir si Lanata evade o no impuestos en vez de debatir lo que pone al aire.

Y una cuantas cosas más también me preocupan: Que Milagros Sala utilice los fondos estatales (que le da el gobierno nacional) para comprarle casas a los “sin techo” en Jujuy y ponga las propiedades a nombre de la Tupacamaru (su agrupación), eso me preocupa. Y más aún que ese dato lo tengo desde septiembre del año pasado y no lo puedo publicar porque si nombro a las personas que me lo dijeron, les sacan las casas. Y si lo publico sin las fuentes soy un cipayo, vende patria, etc.

También me preocupa que los legisladores se aumenten un 100% cuando los docentes luchan por el 20%, etc, etc,etc.

¿Saben por qué me preocupan estas cosas? Porque todos los que nombré son funcionarios públicos, es decir, la plata se la damos por ley. Si Lanata se aumenta el sueldo, un 100% por decreto, también me preocuparía.

De Boudou tengo como 4 o 5 datos más. Es muy torpe. Muy: Compró un paquete de autos para el ministerio de economía, por 2 palos a Volkswagen, sin licitación. El CEO de Volkswagen en la Argentina es su socio en Mar del Plata.

Por escribir esto, no soy ni cipayo ni gorila. No es opinión. Es información, nada más que información. Y con todos estos datos (todos chequeados y presentes en los medios), me preocupa que haya gente con interés en criticar a Lanata, en vez de criticar a los responsables de las emisoras en Tucumán, donde fue censurada su primera emisión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *