Twithistorias: Hitler me sorprendió

Ayer estaba con el tweetdeck (una aplicación para usar twitter) abierto mientras Juan Cruz Sanz narraba su episodio de censura en el canal C5N.

Su encadenamiento de tuits fue largo. Si la norma del twitter es dar mensajes en 140 caracteres, claramente Juan Cruz lo estaba violando, porque estaba dando un mensaje en muchos tuits. En el momento, me pareció que violar la norma del twitter tenía su encanto. Mientras leía cada uno de sus tuits se generaba expectativa del próximo. Además, son simples de leer y obliga al redactor a escribir sólo las acciones importantes. Le da espacio al lector a completar oraciones y a jugar con las tonalidades.

A mí me gustó y hoy ensayé una historia real:

Ayer estaba sólo en casa, en el piso de arriba, en la PC. Escucho que alguien mea en mi baño. Un ruido a meo firme, con autoridad!
— Patricio Caruso (@PatoCaruso) julio 31, 2012

Primero me asusté. Me armé con lo primero que encontré: Un paraguas. “¿Cómo llegó a mear arriba sin que escuche la escalera?”, pensé.
— Patricio Caruso (@PatoCaruso) julio 31, 2012

Hago dos pasos y veo la luz del baño apagada. Puerta semi abierta. El ruido a meo seguía intacto. Era fuerte y potente. Mucha virilidad.
— Patricio Caruso (@PatoCaruso) julio 31, 2012

Con la punta del paraguas le pego a la puerta para que se abra. Temí lo peor. Lo que ví fue peor de lo que temí….
— Patricio Caruso (@PatoCaruso) julio 31, 2012

Tras la puerta estaba Hitler, mi gato HDP. Meando sobre el inodoro como un hombre. Con más autoridad que el más violento de mis meos.
— Patricio Caruso (@PatoCaruso) julio 31, 2012

Lo peor no terminó ahí. Hitler comenzó a maullarme. Muy fuerte, como el ruido de su meo. Me sentí echado de mi propio baño, por mi gato
— Patricio Caruso (@PatoCaruso) julio 31, 2012

De Jujuy a Tierra del Fuego, crece el temor entre las inmobiliarias por el “efecto Toselli”

Las inmobiliarias no quieren hablar con la prensa. Tienen miedo y no es a la opinión pública, sino al Gobierno. Perfil.com pudo comprobar que el “efecto Toselli”, el miedo a que una cita en los diarios pueda desencadenar represalias del kirchnerismo, se expande desde Jujuy hasta Tierra del Fuego.

Semanas atrás, la Presidenta Cristina Fernandez de Kirchner aprovechó la cadena nacional para denunciar a la firma J.T Inmobiliaria como evasora de impuestos. Según relató la misma mandataria, al dueño, Jorge Toselli, decidió investigarlo con la AFIP una vez que apareció citado en un artículo del diarioClarín.

Ahora, Perfil.com recorrió 10 agencias de propiedades y se comunicó con otras 17 en distintos puntos del país para consultarlas sobre los efectos de las medidas sobre el dólar en el mercado inmobiliario, y sólo una aceptó ser mencionada. El resto teme que la AFIP la castigue por sus opiniones.

“Aunque tengas todo en regla, si te quieren joder te joden”, explica el dueño de una inmobiliaria de Tierra del Fuego que accedió a hablar con este portal pidiendo anonimato. Explica que las operaciones en la provincia bajaron entre un 25 y un 30%.

En tanto, en la zona norte de la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano describen que las ventas bajaron más de un 50% pero que los alquileres sólo disminuyeron en un 15%. “Respaldo todo lo que dijo Toselli. Quizá la mitad de las inmobiliarias tengan problemas de papeles, pero el 100% de los gobernantes también los tienen”, replican en una sucursal.

Cara a cara con el miedo. “Yo te doy toda la información que quieras, perono nos nombres”, aclara una fuente al recibir a este portal en su despacho. Con el objetivo de obtener una entrevista flmada, Perfil.com llevó su cámara a 10 sucursales de distintas firmas… nunca pudo prenderla: “Si aparecemos en la nota, mañana tenemos a la AFIP durmiendo con nosotros. Por favor, no nos nombres”, insistió.

La nota completa en Perfil.com.

“La revolución no será transmitida”

La revolución no será transmitida es un documental que hicieron unos irlandeses que se encontraban estudiando el sistema de medios de comunicación en Venezuela, durante un intento de golpe de estado que sufrió Hugo Chavez. Para todos los interesados en entender los medios de comunicación, es material de repaso obligatorio. 

Es importante observar lo peligroso que es tener un sistema de medios de comunicación absolutamente privados. Casi tan peligroso como que sean todos públicos, o casi tan perverso como tener un sistema mixto y presionar a los privados con la pauta oficial. 

De hecho lo que cualquier gerente de medios debe controlar es que su empresa no esté sustentada en más de un 30% por publicidad oficial. Por dar un ejemplo, uno de lo grandes motivos por los cuales Daniel Hadad vendió C5N fue porque estaban sustentados en un 70% por plata estatal. Es decir, bastaba con un llamado para censurarlo o quitarle la pauta y dejarlo en la quiebra. Por citar el ejemplo contrario, Editorial PERFIL es de las empresas periodísticas en las que éste balance es notablemente inferior. La revista Noticias no recibe ni 50 centavos de plata estatal. 

Dos aclaraciones sobre el documental:
1. No compren todo lo que éste documental dice. De hecho tiene algunos datos falsos. Hablé con un periodista amigo que cubrió éste golpe para la CNN y me confirmó la veracidad de muchos datos que contiene este documental. Pero me aclaró que las imagenes de los disparos durante la movilización no fueron manipuladas como describe la voz en off del documental.

2. Presten atención al momento en que un grupo de vecinos se reunen y hablan sobre el servicio doméstico.

Una nueva esperanza: Redacción Móvil

image: Si un marciano bajara a la tierra en este mismo momento; se quedara varado en Argentina y se pusiera a leer los diarios, pensaría que lo que más nos interesa a los argentinos es la política. Por supuesto que necesitaríamos un marciano alfabetizado en Castellano, pero (ve tu a saber) quizá no sea tan difícil de conseguir.

Si este marciano se quedara un tiempo, rápidamente se daría cuenta que los diarios hablan de temas que definitivamente no son los que más nos interesan.

En Estados Unidos, este verano (osea ahora), una redacción se dio cuenta que el periodismo está muy alejado de la calle, es decir, de los temas que a la población le interesaría leer. Entonces no tuvo mejor idea que montar una redacción arriba de una camioneta.

La nota la publicó ijnet.org, una red de periodismo de latinoamerica, y se trata de una nueva idea: Redacción móvil, periodistas trasladan su redacción para cubrir de otro modo las noticias locales. Lo importante es que se dieron cuenta que hay que buscar una nueva forma de integrar a las fuentes en la noticia. Que hay que darle más participación al lector. Esperemos que ahora entiendan que hay que contextualizar mejor la información, que no puede ser que los diarios estén redactados sólo para gente hiper informada. No se lo pierdan.

Hay que adaptarse al nuevo sistema

Muchas veces observamos, o incluso padecemos, una suerte de miedo por perder contenidos digitales. Por citar mi ejemplo, desde hace un año que ya no uso procesadores de texto (word). Uso Google Docs, un sistema gratuito, que almacena todos nuestros archivos en la nube. Mientras los voy editando se van guardando, de modo que ya no puedo perder información. De esa manera puedo acceder desde cualquier computadora, compartir los documentos con otras personas y, además, editar un mismo archivo en simultáneo con ellos.

Implementando Google Docs eliminé las dos formas por las cuales habitualmente se pierde información: repentinos cortes de luz o problemas con discos rígidos. Si se corta la luz, puedo acceder al archivo con cualquier computadora que tenga internet y encontraré hasta la última oración que redacté. Si ese mismo corte de luz hace que mi disco rígido se queme – o si se quema por algún otro motivo – la información seguirá allí, en la nube, esperando a que agarre otra computadora y solicite su acceso.

Con una netbook no siempre tenemos internet, pero con instalar Google Drive podemos editar los mismos archivos que están en la nube y, ni bien nos conectamos a una red, los archivos se sincronizan por última modificación. De tal modo podemos estar en medio de una montaña redactando, como en la nota de El Cucho. En cuanto lleguemos a la ciudad y nos conectemos, esos archivos se sincronizan con los que están en la nube.

No es muy difícil adaptarse al nuevo sistema. Con crearnos una cuenta en Gmail ya tendremos acceso a Google Docs, con un espacio en la nube de 5 GB. Una vez en el mail, sólo tendremos que hacer clic en Docs (barra superior) y nos llevará a nuestro escritorio web.

Muchos se sienten inseguros de guardar documentos importantes en internet. El monje del video también se sentía inseguro de perder sus textos almacenados en papel y agrupados en un libro.

Un gran saludo revolucionario

Robert Cox dirigió el Buenos Aires Herald durante la dictadura militar. Fue el único en hablar de desapariciones durante el proceso. Uno de esos días, su hijo menor recibió esta carta:

<Querido Peter, sabemos que estás preocupado por las cosas que les pasan a los familiares de tus amiguitos y que tienes miedo que también le ocurran a ustedes y a tu papá. Pero nosotros no nos comemos chicos crudos con el desayuno. Considerando el miedo que tienen ustedes y que tu papá es un periodista de alto nivel que nos es más útil vivo que muerto, hemos decidido enviarte esta pequeña esquela como advertencia. Por esta razón y en consideración al trabajo que cumple tu papá le ofrecemos (y también a todos ustedes: Peter, Victoria, Robert, David y Ruth) la opción de salir del país en el que corren el riesgo de ser asesinados. Elijan lo que más les guste y díganle a “daddy” y “mummy” que vendan su casa, los autos y vayan a trabajar a París en otro diario del Herald. También pueden ustedes quedarse aquí, luchando por los derechos humanos, pero no creo que sea lo que prefieran ni sus papás ni sus tíos que los están esperando en Inglaterra para Navidad. Un gran saludo revolucionario para tu papá. 
Montoneros. >

Sí, a mí también se me puso la piel de gallina.

Fusion Tables: Una pequeña prueba

En el día del amigo no tuve mejor idea que ir a Google a sumar una herramienta de procesamiento de datos: Google Fusion Tables. Es una modalidad que te permite procesar distintos sistemas de estadisticas y visualizarlos de distintas maneras. Una de las opciones es como mapa. Aquí abajo, un pequeño ejemplo.
El evento lo organizó google, en conjunto con FOPEA (Foro de Periodismo Argentino). El objetivo era que los cronistas implementaran esta herramienta que, pude comprobar, no es nada difícil de usar aunque el límite entre las tareas del programador y las del redactor, son muy finas.

Nosotros le damos un excel con la estadística y, con una serie de especificaciones mediante, podremos obtener un mapa para poder insertar en cualquier sitio web. Fusion Table lo que hace es combinar distintas tecnologías de google como Google Maps o Google DOCs.

La que está insertada en este post es una estadistica de producción de café en la región, que directamente la envió Google por mail el día anterior al taller. Por qué está Brasil o Angola y no está Colombia, mayor productor mundial de éste insumo, te la debo.

La lucha contra los Ad-Hominem

El domingo último hicimos la presentación de  la segunda edición de la revista CAUSA DE NOTICIAS.

Este número presentó muchas novedades respecto al primero y, esperemos, pocas en relación al tercero.

Sin dudas, una pregunta frecuente fue sobre las frases que aparecen en la revista. A muchos les llamó la atención que, durante el cierre de la edición, decidamos levantar las firmas de las frases y dejar, en algunos casos, sólo las iniciales de los nombres.

La explicación es bastante simple: Una de las falacias más persuasivas de la retórica son las Ad Hominem. La que más circula por la política de estos días es la famosísima “Clarín Miente”. Desde esta afirmación se desprende que no importa lo que publique o diga Clarín, porque miente. Se desacredita al mensajero para, de manera falaz, desacreditar el mensaje. Lo mismo pasa con muchos opositores que declaman “Los K son truchos y corruptos”. Entonces fallan en todo su análisis o incurren en el corruptismo, “como son corruptos no hacen nada bien”. Lo cual, podría ser catalogado como muchas otras falacias además del Ad-Hominem.

De la misma manera, entendemos que muchos lectores/internautas pueden tener un prejuicio ya establecido sobre distintos autores. Por ejemplo con Buda, con Einstein, con Jesús, con Verne, etc.

Lo que nos importa a nosotros no es si Buda era millonario, si Verne era fantasioso, si Einstein favoreció (involuntariamente) a la creación de la bomba atómica o si Jesús era homosexual reprimido. Lo que nos interesa a nosotros no es el mensajero, es el mensaje.

De las ordenes totalitarias al poder de las mediaciones

Argentina. Viernes 27 de agosto de 1920. Estamos en frente del mítico Teatro Coliseo, en la Ciudad de Buenos Aires, a punto de vivir un momento histórico. Todo permanece en silencio hasta que se escucha un ruido agudo. De a poco el ruido se va haciendo más fuerte, como si alguien subiera el volumen. Y más fuerte. Sigue creciendo. Casi insoportable. Señales sonoras pocas veces escuchadas hasta el momento y de ellas se desprende una voz potente, prácticamente indistinguible del ruido de fondo: “Señoras y Señores… La Sociedad de Radio Argentina, les presenta hoy el festival de Richard Wagner”.

Enrique Susini fue quien locutó esas primeras palabras en lenguaje radiofónico y así, dejó inaugurado un novedoso canal que conecta a un emisor con múltiples receptores. Dicho canal comenzó a utilizarse para emitir grandes piezas musicales, pero lentamente aparecieron las señales informativas y más tarde las de entretenimiento. Que el lenguaje radiofónico se consolide como un medio, llevó décadas. Y esto es porque no puede entenderse, ni concebirse, un medio apartado de las prácticas culturales de la época.

Todavía se escuchan anécdotas de quienes esperaban a sus padres llegar del trabajo y, junto a su familia, cenaban escuchando las radionovelas del momento. Más tarde las ficciones radiales fueron sepultadas por la aparición de la TV y otros géneros de comunicación mucho más masivos. Pero ése modelo de un emisor y múltiples receptores se siguió profundizando, imitando a la sociedad de la época: Es uno el que habla, todo el resto escucha.

Así, con el correr de la historia, fueron consolidándose distintos personalismos en todos los ámbitos de la sociedad y quienes trascendieron fueron sus nombres y sus órdenes.

La necesidad de aventajar en la Primera Guerra Mundial provocó la aparición de la radiodifonía como método de comunicación entre tropas, sin necesidad de cables ya que podrían ser derribados con una bomba. Lo mismo pasó con tantas otras tecnologías, hasta llegar a la Guerra de Irak, donde soldados norteamericanos que desconocían las calles de Afganistán necesitaron de un GPS que los ayude a orientarse. Por eso lo inventaron.

Todos estos procesos bélicos generaron tecnología y, a grandes rasgos, estas guerras fueron generadas por la principal necesidad del capitalismo: Expansión.
Fueron muchos los factores que mantuvieron este esquema de comunicación, trazado a imagen y semejanza del funcionamiento social. Para ser ilustrativos, y sin entrar en mayores debates, líderes totalitarios como Adolf Hitler lograron imponerse mediante este esquema de un emisor e infinitos receptores.

En la década del ‘80 comenzaron a moldearse teorías que planteaban un traspaso de los medios a las mediaciones. Dejar de estudiar al emisor y al mensaje, para estudiar todos los procesos y prácticas culturales que se iban consolidando a su alrededor.

Al día de hoy, se viven tiempos de convergencia donde todo termina en la pantalla de una computadora: Televisión, Cine, Radio y Prensa. Sin embargo la amplitud y las posibilidades de la red, rompieron con el viejo esquema comunicacional. En la era digital ya no pueden diferenciarse emisores de receptores; todos redactamos, sacamos fotos, filmamos y generamos contenidos. A su vez, todos los compartimos, de modo tal que nace la figura del consumidor que produce, es decir, del “prosumidor”.

Este nuevo actor social representa la gran novedad de principios de siglo. Definitivamente el internauta presenta grandes diferencias con el espectador o el lector. Frente a un televisor o un libro, lo que pueden hacer los consumidores es realmente poco. Distinto al internauta que frente a una pantalla, tiene un mouse y un teclado para seleccionar qué y cuanto consume y, a su vez, qué y cuanto aporta a esta red. Es decir, tiene una posición activa ante los contenidos, en tanto los consumidores se mantienen pasivos.

Hay quienes aseguran que usuarios más activos y selectivos, se transformarán en ciudadanos más despiertos a la realidad cotidiana. Estamos en las puertas de una sociedad que nos demandará una nueva forma de hacer las cosas. Los viejos líderazgos impactan de otra manera en la red, ya que su discurso es multianalizado por todo el espectro web. A su vez, y con grandes ejemplos, quedó demostrado que nadie tiene la fórmula para reinar en la era digital.

Dar una orden es asumir que quien la escucha no tiene nada para aportar. Apostar a ese modelo, de lider autoritario y súbditos, es responder al viejo esquema. Un molde que se está muriendo ni tiene razón de ser. La era digital llegó para demostrarnos que ahora somos todos los que hablamos. Somos todos los que construimos. Somos todos los que aportamos y, en tal caso, equivocamos.

CAUSA DE NOTICIAS pretende responder a este nuevo modelo; es una revista dirigida, editada, diseñada y redactada sin órdenes verticales. Sabemos que nuestro pacto es uno sólo: Llevarle al lector las herramientas de la verdadera filosofía. Esa que es muy amarga al principio, pero dulce al final. Amarga por proponerte un fuerte trabajo tuyo y en vos mismo, sin nadie más a quien culpar. Y dulce porque luego de varias pruebas, cambiarás tu forma de ver la vida, entonces tu vida cambiará de forma.

(*) Para la revista Causa de Noticias.

Martín Becerra: “Ser periodista militante contra el estado, no es lo mismo que desde el estado”

El domingo último, el diario LA NACIÓN, publicó una entrevista del periodista Pablo Sirvén con el especialista en medios Martín Becerra, en la que se refirió al mundo polarizado que viven los medios de comunicación. No se la pierdan.

LN: Las tensiones en el mundo de los medios, siempre al borde del ataque de nervios en los últimos años, han dividido las aguas entre los que apoyan las políticas del Gobierno y los que están en contra. Muchos dejaron de saludarse y los que no, rápidamente levantan la voz si se llegan a trenzar en alguna discusión política.
Martín Becerra es una de las pocas personas especializadas en estos temas (si no la única) que no ha perdido la calma cuando se refiere a ellos. Aunque es evidente que lo entusiasma todo el complejo y apasionante ámbito de las comunicaciones actuales, no ha perdido la amabilidad para exponer con lucidez, y siempre haciendo el infrecuente ejercicio de tratar de ubicarse en un lugar de deseada objetividad.
Becerra, que también ha incursionado en el periodismo, es doctor en ciencias de la información por la Universidad Autónoma de Barcelona, investigador independiente en el Conicet y profesor titular por concurso en la Universidad Nacional de Quilmes y en la UBA. La ley de medios, la guerra a muerte entre el Gobierno y el Grupo Clarín, los cruces fuertes entre periodistas militantes y profesionales son algunos de los asuntos que elevamos a un verdadero experto en esta materia, hoy tan explosiva tanto para unos como para otros.
-¿Cómo se ve desde el mundo académico la guerra declarada entre periodistas militantes y periodistas profesionales?
-En la mayoría de los profesores de las universidades públicas hay una posición de respaldo en general a lo que se llama periodismo militante porque la idea de la no objetividad históricamente ya estaba presente en ellos muchos años antes de que apareciera el conflicto con Clarín. Desde mi punto de vista no es una posición muy consistente en términos conceptuales. Rodolfo Walsh era una figura militante, desde luego, pero contra el Estado, no desde el Estado. Ahí hay una confusión incómoda para los que defienden el periodismo militante, que no es menor. En un marco de censura sostener una actitud militante es una cosa, pero ser militante desde el Estado, es otra.
-¿Por qué la obsesión tan marcada en poner como enemigo público N° 1 a la prensa y a los periodistas? ¿O es sólo parte de la vocación histriónica del peronismo que utiliza ese recurso pero no se lo cree del todo?
-El Gobierno, en sintonía con otros de América latina, aprovecha cierta debilidad histórica del sistema de medios, que se acentúa ahora ante la aparición de nuevas tecnologías. La coincidencia de la recuperación argentina post 2003, más un gobierno que asume de manera mucho más explícita la idea de superar la intermediación de los medios tradicionales se conjugan para que aparezca este conflicto con ellos a partir de 2003.