La lucha contra los Ad-Hominem

El domingo último hicimos la presentación de  la segunda edición de la revista CAUSA DE NOTICIAS.

Este número presentó muchas novedades respecto al primero y, esperemos, pocas en relación al tercero.

Sin dudas, una pregunta frecuente fue sobre las frases que aparecen en la revista. A muchos les llamó la atención que, durante el cierre de la edición, decidamos levantar las firmas de las frases y dejar, en algunos casos, sólo las iniciales de los nombres.

La explicación es bastante simple: Una de las falacias más persuasivas de la retórica son las Ad Hominem. La que más circula por la política de estos días es la famosísima “Clarín Miente”. Desde esta afirmación se desprende que no importa lo que publique o diga Clarín, porque miente. Se desacredita al mensajero para, de manera falaz, desacreditar el mensaje. Lo mismo pasa con muchos opositores que declaman “Los K son truchos y corruptos”. Entonces fallan en todo su análisis o incurren en el corruptismo, “como son corruptos no hacen nada bien”. Lo cual, podría ser catalogado como muchas otras falacias además del Ad-Hominem.

De la misma manera, entendemos que muchos lectores/internautas pueden tener un prejuicio ya establecido sobre distintos autores. Por ejemplo con Buda, con Einstein, con Jesús, con Verne, etc.

Lo que nos importa a nosotros no es si Buda era millonario, si Verne era fantasioso, si Einstein favoreció (involuntariamente) a la creación de la bomba atómica o si Jesús era homosexual reprimido. Lo que nos interesa a nosotros no es el mensajero, es el mensaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *