Nuevo diseño: un blog menos blog

Y así arranca un nuevo diseño de Fronesis: con un estética totalmente distinta, con una nueva organización de las entradas y otro tipo de perfil personal. Quienes me conocen, saben de mi pensamiento inflexible respecto de la infidelidad, pero la única forma de montar el blog que tenía en mi cabeza era migrar a algún sistema de publicación mucho más personalizado. Durante semanas llevé adelante una doble vida: cuando me hacía tiempo publicaba en blogspot pero comenzaba a gestar una relación con wordpress. Monté esta versión en semanas de parciales y de plena maquetación de la revista, por lo que le dí un uso terapéutico.

Todos los posteos están clasificados en 6 temas: Autoreferenciales (cuando hay abundancia de primera persona o temas referidos al autor), Cultura y Política (para contenidos referidos a esos temas), Medios (donde habrá mucho de comunicación y periodismo), Entretenimiento (para todo lo que se valga por la práctica de la lectura) y Reflexiones (todas las entradas que sean un pensamiento en tinta digital).

En principio, planificaba un blog con un diseño minimalista donde los textos y las imágenes puedan transmitir mucho más. Blogger hace que todos los blogs se vean muy blogs. Yo buscaba un blog menos blog. Por eso empecé a consultar especialistas y encontré algunos otros beneficios, además del diseño, por usar wordpress: Ahora el dominio “fronesis.com.ar” es la url real, ya no es más una redirección al blogspot. Además, como escribí hace ya un tiempo en éste blog, todos tenemos un perfil interpersonal y otro virtual. En este segundo mundo, mi blog es mi casa, mi lugar en la websfera. Estando en Blogger, Google es tu mayordomo, arrendatario, servicio doméstico, dueño, etc. Ahora todo está alojado en mi propio hosting, donde wordpress funciona como asistente.

Le agradezco a la veintena de personas que consulté en estos días. Sobre todo a Federico Aikawa, blogguero de la primera época y, después de todo, uno de mis jefes en Perfil.com. Mentiría si no alertara que este nuevo espacio tiene mucho del suyo. Todas las sugerencias, críticas y comentarios que me llegaron fueron tenidos en cuenta para dejar la plantilla lo más pulida posible. Al momento de redactar estas líneas, sólo falta terminar de traducir algunas cosas que, por defecto, siguen en inglés y reescribir la bio porque ya quedó vieja.

El hecho de volver a repensar el blog, me hizo reflexionar sobre el por qué de tener un blog. Ya habrá un posteo referido, pero lo cierto es que ya hice de ésto un hábito elemental en mi propia cultura. Por más que esté con mil ocupaciones nunca faltan 20 minutos para compartir cosas a través de Fronesis.

Después de tener varios espacios digitales y haberlos cerrado, un viernes de abríl de 2011 llegué a mi casa totalmente flechado por un concepto que aprendí en la universidad y decidí tener un blog con ése nombre. A diferencia de los demás, este blog no sería para redactar información ni para imponerle ideas a nadie. Fiel al nombre, lo haría para sentarme en la calma, observar y aprender. Lo más a mano fue Blogger donde la publicación creció desde cero. El tráfico de la web estuvo en octubre del año pasado en 80 visitas semanales, hoy es superior a las 200. Por éso y por todo lo demás, Fronesis le agradece a Blogger y le asegura que su redactor, ahora infiel, le guardará un cálido recuerdo.

Si la premisa de éste blog es aprender, les aseguro que Fronesis me acompañará hasta el último de mis días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *