Un curioso error en la revolución

Una vez consumada la revolución cubana, el Che Guevara se transformó en un líder absoluto del gobierno comunista de Fidel Castro. Hasta que un día se despidió en la intimidad porque entendió que “otros pueblos necesitaban de sus modestos esfuerzos”. El Che era un gran estratega bélico y parte de su táctica era mantener en secreto sus planes a futuro. De ese modo renunció a todos su cargos en Cuba y le dejó una carta de despedida a Fidel Castro.

Al tiempo comenzaron a circular rumores de que el médico Argentino, uno de los pilares del gobierno cubano, estaba muerto. Para acallar los rumores, Fidel leyó el manuscrito que Ernesto “Che” Guevara le dejó al partir. En la firma final, el Che escribió “Hasta la victoria, siempre patria o muerte”. Sin embargo Fidel cometió un error y movió la coma de lugar cuando locutó la carta y terminó diciendo “Hasta la victoria siempre, patria o muerte”.

Es curioso que el líder revolucionario sea acompañado en los libros de historia por una frase que, si bien no altera el significado ideológico, al fin y al cabo, nunca quiso escribir.

Hasta la victoria, Ernesto. Siempre patria o muerte.

(*) Más información en éste posteo o en éste documental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *