El otro uso periodístico que le di a Vine

La aplicación Vine cumplió con todos los requisitos que los internautas necesitaban para compartir un gol, una patada o un mordiscón de la Copa del Mundo en tiempo real. Por su buena disposición para ser embebido en sitios y su “responsividad” (adaptabilidad a pantallas) también se hizo una moneda corriente en todos los portales de noticias, como contabamos en el posteo anterior. Pero también se le pueden dar otros usos periodísticos.

El lunes pasado, una semana después de haber escrito este posteo para Fronesis, me tocó darle cobertura al supuesto balazo que recibió la casa de Nicolás Ciccone, un empresario que reconoció haberse reunido dos veces con el vicepresidente Amado Boudou en la causa de la imprenta donde ambos quedaron procesados.

Por la cercanía geográfica, fui al edificio en cuestión y ni bien pude armé un Vine que mostraba el impacto en el vidrio (después, con la mano del viceministro de Seguridad, la policía desestimó que fuera un disparo con arma de fuego y que fue “posiblemente un piedrazo”).CfAqJ

En Perfil.com muchas veces se hacen producciones audiovisuales: va un camarógrafo con un redactor, hacen los planos y notas necesarias, llegan a la redacción y se ponen a trabajar en la edición del material. Yo he corrido contrareloj y, junto con la gente de multimedia, he llegado a publicar videos a una hora y media del hecho. Por ejemeplo, acá. Repito, desde que se produjo el hecho, recién a la hora y media se puede ver algo en la web.

Pero nunca en mi vida había logrado publicar un video, con continuidad de planos, que mostraran algo de interés actual (valía mucho porque apenas circulaban fotos del orificio) en tiempo real. El crecimiento del ecosistema de internet (que en un principio permitió enviar texto a la redacción, después fotos y sonidos) ahora ya nos permite enviar un minivideo de 6 segundos editado.

Obvio que estamos hablando de una producción rústica, que nada tiene que ver con los trabajos audiovisuales que se pueden lograr con mejores disposiciones técnicas y profesionales. Pero, como ya se explicó antes, en internet las reglas son otras: la accesibilidad le gana al hifi. La calidad de reproducción no es un bien muy preciado en la web. O por los menos no tanto como la simplicidad de acceso y la velocidad de carga. En otros términos, todos preferimos un video que se pueda ver y que se descargue mientras lo vemos que un súper HD que tenemos que dejar cargando cinco minutos. Sí, cinco minutos en la web es una eternidad. Con los seis segundos de Vine alcanza.

Obvio que esto no lo inventé yo. En America del Sur siempre llegamos tarde a estos nuevos fenómenos porque el ecosistema web crece más lento acá que en el primer mundo: mientras en Argentina anda pésimo el 3G, en Europa y Estados Unidos los medios ya hacen transmisiones en vivo con celulares por la gran estabilidad que tienen su redes 4G.

Es de destacar el laburo del videoperiodista Cyrus Moussavi, de Now This News. Miren cómo en seis segundos te cuenta cómo quedó la ciudad después del huracán Sandy, en enero del año pasado.

Una respuesta a “El otro uso periodístico que le di a Vine”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *