Mapa interactivo | Los barrios más castigados por cortes de luz

0327_cortes_de_luz_g2.jpg_1853027552Algunos estuvieron hasta diez días consecutivos sin servicio. Otros padecieron la incertidumbre de salir y no saber si habrá luz al regresar, con cuatro o cinco cortes de 24 horas en una misma semana. Los edificios fueron los más perjudicados. Además de la falta de heladera, ascensor y ventilador, todas las unidades se volvieron inhabitables a las pocas horas: tampoco había agua.

Sólo en 25 días de marzo, la empresa Edesur recibió 450.120 mil reclamos según pudo averiguar Perfil.com, pese al especial hermetismo de la empresa. Por eso, este portal realizó una encuesta que divulgó durante siete días en las redes sociales, que contó con una participación de casi 300 usuarios, donde informaron con número de reclamo y DNI cómo fueron los cortes en sus domicilios durante los primeros tres meses del año.

El 93% de los lectores que tuvieron problemas con el servicio tienen a Edesur como prestadora del servicio. “Quisiera tener otra, poder elegir, no sé cómo funciona o por qué ellos tienen el monopolio, sé que no funciona, sólo eso”, escribió Ernesto Falcone, un vecino de Constitución que dijo haber estado hasta 120 horas consecutivas sin luz, con un acumulado anual de menos de 10 días.

La posición de Falcone se vio representada en el resto de los encuestados. El 87,3% tuvo referencias negativas cuando Perfil.com consultó cómo calificarían la respuesta de la empresa después del corte. El 50,3% sostuvo que es “desastrosa”, el 11,5% que es “muy mala” mientras que el 25,5% sólo “mala”. El 9,2% opinó que la atención fue “regular”, el 3,5 que fue “buena”. Sólo un usuario, el 0,3% la calificó de “excelente”.

 

Sobre la cantidad de horas que la empresa tardó en restablecer el servicio, el 26,8% dijo que en 24 horas. El 19,9% en 48 horas. El 18% en tres días. También fueron muchos los casos en los que el corte se prolongó por cuatro días (13,6%) o cinco (9,9%). En menor medida, algunos usuarios llegaron a estar una semana sin luz (9,3%). Otros, más de diez días (2,6%).

“Tuve que soportar que una de las operadoras telefónicas me dijera que abandonara mi propiedad, que me alojara en otro domicilio, porque ellos no podían apurarse (llevaba más de tres días sin luz), teniendo yo un bebé de 3 meses, y sin agua por no poder encender la bomba”, contó Marina, de Villa Lugano. Según su testimonio, las cuadrillas de Edesur llegaban al domicilio sin los elementos necesarios para reparar el servicio. “Decían que la empresa no se los daba y que no podían hacer nada”, escribió.

También cayó mal que durante la semana donde más se sufrieron los cortes de luz, el ministro de Planificación Julio De Vido dijera en conferencia de prensa que el servicio se presta “con normalidad”. En ese mismo momento, Fabricio de Villa Crespo afrontaba su cuarto día sin luz. “También es una provocación enterarse que el señor (empresario Nicolás) Caputo se gastó una fortuna en la cena del PRO mientras su empresa no responde por su servicio”, escribió.

Si bien hubo cortes en casi todos los barrios de la Ciudad de Buenos Aires, el más castigado durante los primeros tres meses del año fue Villa Crespo, donde los vecinos reportaron cuadras enteras a oscuras. Hasta hubo una usuaria que le arrojó comida en descomposición a la sede de Edesur tras pasar una semana sin servicio. El 22% de los encuestados dijo estar domiciliado en esa zona y haber sufrido cortes. El segundo barrio fue Caballito, aledaño del anterior, con un 9,9%. Almagro (7,7%), Flores (6%) y Villa del Parque (5,5%) también se vieron fuertemente afectadas.

Entre los comentarios finales, algunos usuarios contaron distintas artimañas de la empresa: “Estuve hasta cuatro días sin luz, pero todos los días tildaban mi numero de reclamo y me daban otro. Cuando fui a reclamar por los días sin servicio les figuraba que nunca estuve más de 24 horas sin luz”. Otro acotó: “Estaba en mi segundo día de corte, llamaba y me preguntaban cuál era el motivo de mi llamado, mi reclamo estaba cancelado”.

Fabián, de Recoleta, contó que cada vez que su departamento se quedaba sin luz tardaba días en llegar la cuadrilla. “Nos daban luz a medio edificio y le sacaban luz a la otra mitad y así cada día”, comentó. “Jamás se ofreció un generador para que la gente mayor no tuviera que usar escaleras, nadie ofreció hacerse cargo de todas las pérdidas de alimentos o electrodomésticos quemados”, se quejó Marcos, de Constitución, que estuvo cuatro días sin servicio.

 

De más oscuro a más claro, los barrios de la Ciudad más afectados. Haga clic en el mapa para ampliar.

 

¿Cambian, efectivamente, los números de reclamo? ¿Por qué las cuadrillas tardan más de 24 hs en llegar a los domicilios? ¿Cómo se explica que hayan dejado a usuarios por más de 5 días sin suministro? ¿Por qué las cuadrillas no tienen los elementos necesarios? ¿Cuánto invirtió la empresa y cuánto debería invertir para que ningún usuario se quede tantas horas sin luz? Estas, con algunas otras, fueron las preguntas que Perfil.com le envió a Edesur. En línea con los reclamos, la empresa se limitó a desmentir la realidad descripta por los usuarios: “Los números que citan en cuanto a reclamos, días de cortes y demás no se ajustan a la realidad”.

 

(*) De la redacción de Perfil.com. Con la tecnología de Google Forms y Fusion Tables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *